¿COMPARTES TUS OBJETIVOS VITALES CON EL RESTO DE TU FAMILIA?

¿COMPARTES TUS OBJETIVOS VITALES CON EL RESTO DE TU FAMILIA?

A Raúl lo conocí hace dos años y medio en una sesión de educación financiera. Siempre había soñado con llevar a su familia a Nueva York, desde hace años visitaba agencias o webs de viajes para buscar la mejor oferta, pero nunca encontró esa oferta que le permitiera hacer realidad su sueño.

Había empezado a trabajar muy pronto, acabó sus estudios y preparó una oposición de técnico de Hacienda, profesión que compartía con Marta, y de su sueldo de funcionario todos los meses reservaba una pequeña cantidad en secreto para hacer el viaje que siempre había soñado, pero cuando pensaba que iba a alcanzarlo, cómo si la suerte se pusiera en su contra,  parte de esos ahorros siempre acababan invertidos en el mejor de los casos en el  nuevo dispositivo electrónico de sus hijos, o un regalo de su mujer; y en otros casos el cambio de las ruedas del coche o la sustitución del embrague etc…

Así que aquella tarde, se acercó a mi, me saludo y me pidió que le ayudase a cumplir su sueño. Fue entonces cuando empezamos a trabajar juntos, lo primero que le expliqué cuando tuvimos la primera reunión en mi despacho, fue que si realmente quería organizar las finanzas de su familia, lo primero y más importante era implicar a todas las partes para definir cuales eran los objetivos vitales de toda la familia y unificarlos para alcanzarlos entre todos. Los recursos son limitados y la gestión ha de ser muy eficiente para no dejar ningún objetivo sin alcanzar y esto no sólo implica determinar sistemas efectivos de ahorro,  también es necesario adoptar nuevos patrones de gasto en todos los miembros de la familia.

Tras varias reuniones con Raúl, Marta y sus tres hijos, poco a poco fui descubriendo que motivaciones tenían cada uno de ellos y cuando les hable a los cinco del sueño de su padre y del viaje a Nueva York, recuerdo que Pablo su hijo mayor exclamó: “jooo papi de haberlo sabido no me hubiera puesto tan pesado con que me comprases un ipad, o las entradas para ir al futbol, o la bicicleta de montaña etc… a mi también me gustaría hacer ese viaje”.

Así fue como Raúl a los 55 años empezó a hacer realidad su sueño y sin saberlo el de toda la familia.

Dentro del plan financiero que les entregué, además de crear un fondo de emergencia para tener siempre disponible y evitar sorpresas,  planificamos el ahorro para cada objetivo que nos marcamos y por supuesto, incluímos ese viaje como prioridad primera;  y hoy dos años después de empezar ese ahorro, han logrado hacer realidad su objetivo y este próximo mayo podrán disfrutarlo. Con una aportación mensual de 300€ en dos años ya casi han alcanzado los 7.500€ que nos propusimos en aquel momento.

Si quieres que tu plan financiero sea realmente efectivo:

  1. No olvides definir los objetivos conjuntamente con toda la familia;
  2. Será necesario tener siempre a mano un fondo de emergencia para imponderables; 
  3. Alcanzar tus objetivos implicará no sólo adoptar hábitos de ahorro sino también  modificar patrones de gasto de toda la familia.

 

Compartir este Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies