EDUCANDO A NUESTROS PEQUES.

EDUCANDO A NUESTROS PEQUES.

Educar a nuestros hijos sin hablarles de economía es un error, es necesario enseñarles desde pequeños que el dinero se gana trabajando. Deben aprender a valorar el ahorro y a consumir en relación a lo que tienen: sus gastos y su ahorro son los de toda la familia. Mucha gente me pregunta ¿cómo puedo inculcar buenos hábitos financieros a mis hijos? comparto con vosotros algunas ideas:

  1. Lo primero y más importante es el ejemplo, los niños aprenden lo que ven, si ve a sus padres ser responsables, aprenderá a serlo también; si los ve comprando sin control, para él también esa será la forma de consumir.
  2. ¡Jugando!, otro gran aliado, es la mejor manera para enseñar algo a tus hijos, os propongo algunas actividades que utilizo en mi casa y en los talleres de educación financiera para peques que imparto:
    1. Como han hecho con nosotros, una gran idea, es darles a los niños una hucha para que ahorren y compren algo que desean, os aseguro que se hace super divertido ahorrar para comprar un simple huevo de chocolate; y si  aún son muy pequeños les encantará escuchar caer las monedas… en cualquier caso estarán ahorrando ¡objetivo cumplido!
    2. Convierte algunas tareas domésticas esporádicas en un juego con premio para su hucha, (esta tarde lavaremos el coche y nos ganaremos 50 céntimos): aprenderán el valor del trabajo y verán crecer sus ahorros.
    3. Convierte su zona de juegos en una pequeña tienda donde tus hijos puedan comprar cosas con billetes de papel que tu mismo puedes hacer con folios de colores y un simple rotulador.
    4. Cuando sepan usar las matemáticas básicas, pídeles reunir una moneda con otras diferentes (por ejemplo un euro con monedas de cinco, diez o veinte céntimos).
  3. Por medio de la paga. Será la primera experiencia de vuestro hijo con la independencia financiera, si tienes la costumbre de dar al niño una paga semanal , por pequeña que sea debe ser tomada con mucha seriedad. Los hábitos de gasto y de ahorro que genere con ese dinerillo serán muy difíciles de cambiar en la edad adulta.
  4. Hay que dejarles tomar decisiones económicas aunque se equivoquen  para que entiendan cómo se maneja el dinero. Recuerda que se aprende más del error que del acierto.
  5. Abre una cuenta de ahorro para tu hijo, que te acompañen a realizar algún ingreso de algún regalo que reciban, aprovecha para explicarles por que el dinero está mejor en la cuenta que en su hucha.
  6. Fomenta jornadas “un día sin dinero”, disfrutareis de actividades gratuitas y lo mejor de todo sin gastarse un sólo euro!!!.

Debemos de empezar lo más pronto que se pueda a hablar de dinero , con total naturalidad , lo importante no son los años que tienen sino la facilidad con la que se lo expliques, a medida que vayan creciendo vamos adecuando las enseñanzas a cada edad. Cuanto antes aprenderán que el ahorro nos permite satisfacciones futuras y entenderán que en la vida no es tan fácil tener todo lo que queremos. No esperes a la adolescencia para tener esa primera conversación sobre dinero, tus hijos te lo agradecerán.

 

Compartir este Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies