¿ERES INFIEL FINANCIERAMENTE A TU PAREJA?

¿ERES INFIEL FINANCIERAMENTE A TU PAREJA?

Un estudio realizado por Harris Poll para el National Endowment for Financial Education comprobó que dos de cada cinco personas que tienen una pareja con la que comparten sus gastos e ingresos admitieron haberle mentido o escondido información financiera.

Este engaño puede manifestarse de varias maneras: algo menor como esconder una compra, o algo mucho más significativo, como esconder una cuenta bancaria. Algunas veces se trata de agradables sorpresas, como cuando se oculta dinero para sorprender a la pareja con un viaje o un regalo, pero quienes estudian estos comportamientos dicen que generalmente se trata de asuntos más turbios; sea como fuera, lo que si es cierto que la infidelidad financiera, sin importar su tamaño, puede causar daño a una relación. Incluso puede provocar una ruptura.

Este mismo estudio determinó que la ofensa más común es esconder dinero o bienes a la pareja: el 39% de los encuestados escondieron una compra, una cuenta bancaria, un extracto de la tarjeta de crédito, una deuda, o dinero en efectivo. Un porcentaje menor un 16%, cometieron una ofensa más grave: mentir acerca de la cantidad de una deuda importante o sobre cuánto dinero ganan.

Y los engaños financieros están en alza, quizás la era digital nos haga más fácil esconder dinero, y aunque no se sabe con exactitud cuál es la razón por la que se comenten, lo que se sabe es que ocurren en mas casos en que las parejas comparten sus ingresos y gastos y sólo uno de los dos tiene la responsabilidad de manejar dinero. Si ambas personas están involucradas en el tema, se crea naturalmente un sistema de balances pesos y contrapesos.

Entonces ¿por que se dan estas mentiras o  se esconde el dinero? normalmente, el tema del dinero es uno de los últimos hablados si es que se habla entre la pareja, y lamentablemente cuando nos damos cuenta de que algo va mal por vergüenza, culpa o un intento de evitar que la otra parte de la relación se preocupe, el o la infiel decide callar y ocultar el problema.

¿Cuál sería la solución para evitarlo? No existe una solución mágica y rápida para planificar las finanzas, pero trabajar en equipo es la pieza clave en el engranaje de la economía familiar.Tenemos que acostumbrarnos a hacer un presupuesto de gastos de acuerdo a los ingresos familiares, que incluya los gastos fijos de la pareja (vivienda, servicios, transporte, alimentación, colegios…), otra parte destinado al ahorro y otra parte destinada a gastos personales que sea de libre disposición. Así cada uno, se sentirá cómodo gastando ese dinero en lo que quiera sin necesidad de rendir cuentas al otro. Hablar de todo y hacer que ambos miembros se involucren es fundamental, asegurándonos que la gestión de las finanzas y la toma de decisiones sean meditadas y conjuntas.

Nunca permitas que el dinero sea un tabú que agriete una relación,  por el contrario ha de ser el cimiento sobre el que se acomoda la seguridad de la vida diaria.

Compartir este Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies