¿POR QUE TE COMPRAS UN COCHE SI LO QUE NECESITAS ES UNA MOTOCICLETA?

¿POR QUE TE COMPRAS UN COCHE SI LO QUE NECESITAS ES UNA MOTOCICLETA?

Hace un par de semanas me encontré con Juan en un concesionario, está soltero vive en el centro de la ciudad y trabaja a escasos 5 minutos andando de su casa, aunque le gusta mucho viajar suele utilizar transporte público o se escapa en el coche de su padre, hasta ahora no se había planteado comprarse un coche, pero ahora, que llegó el verano, pasa todas las tardes en una piscina a 5 km de la ciudad, y se plantea adquirir uno.

Después de charlar un rato y darle mi opinión al respecto, analizando cuales eran sus necesidades, y las ventajas e inconvenientes de cada opción,  el mismo llega a la conclusión de que lo que necesita es una moto y no un coche.

Pedro es nuestro vecino, desde joven es un apasionado de las dos ruedas pero ahora que es padre de tres chiquillos además de necesitar el coche diariamente para asistir a sus trabajo,durante el verano, se acerca por las tardes con sus hijos a la misma piscina que Juan. A Pedro ¿que vehículo crees que le encajará más?

Todos aquí lo tenemos claro, Pedro, sin duda, necesita un coche y para Juan la mejor idea es que se compre una moto.

Entonces si en estos temas cotidianos lo tenemos tan claro, ¿por qué nos cuesta tanto tomar decisiones en el ámbito de las finanzas personales?

1.- Define exactamente a dónde quieres llegar, ¿cuál es tu meta?.

2.- Conoce exactamente las características de cada producto, ¿cuales son los vehículos que puedes utilizar?.

3.- Toma la decisión que te suponga llegar a tu destino en las mejores condiciones.

Y tu: ,¿conoces las características, ventajas e inconvenientes de cada uno de los activos en los que puedes invertir? ¿sabes cual es el que mejor te ayudaría a alcanzar tu destino?, ¿tomas tu las decisiones de adónde quieres llegar y cómo hacerlo o te dejas llevar por otros?

Con este ejemplo tan sencillo ya ves que lo que es bueno para Pedro no resulta tan interesante para Juan, e incluso lo que en estos momentos le puede encajar puede dejar de ser útil en otra situación. Lo importante es conocer en cada momento el objetivo que queremos alcanzar con nuestra inversión y definir en función del mismo, cual o cuales son los productos que mejor me pueden ayudar a alcanzarlo.

Si quieres empezar o ampliar tus conocimientos de educación financiera visita nuestra web, asiste a nuestras formaciones presenciales o contáctanos, estaremos encantados de ayudarte.

 

 

Compartir este Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies