PRIMERO PÁGATE A TI MISMO.

PRIMERO PÁGATE A TI MISMO.

¿Has pensado alguna vez que dedicamos todos nuestros esfuerzos trabajando para pagar a otros, y nos dejamos a nosotros para el final? aunque no lo creas nos pasa al 90% de las familias españolas. A final de mes cuando cobramos la nómina, o los que somos autónomos cuando cobramos las facturas; al poco de recibir el dinero en nuestra cuenta empiezan a caernos todos los cargos, primero el banco nos carga la cuota por la hipoteca, y casi al mismo tiempo compañía te electricidad, telecomunicaciones, gimnasio, tarjetas y sin olvidarnos del presupuesto mensual para comida, gasolina y otros gastos fijos. Añádele ahora presupuesto para ocio en general y  es fácil que el mes termine casi a cero y listo para empezar de nuevo el primer día del mes siguiente. Y así mes tras mes, y año tras año.

Nos enseñaron desde pequeños a ingresar, gastar y con lo que quede ahorrar, de esta forma tu ahorro será lo último y sólo ahorrarás si al final de mes queda algo, en consecuencia pasarán los meses y no habrás ahorrado nada. Empieza por tanto por hacer las cosas diferentes para obtener resultados distintos , ingresa, ahorra y gasta. Empieza por pagarte primero a ti mismo.

¿Cómo lo hacemos?

1.- Ábrete una cuenta nueva

2.- Ordena una transferencia mensual de la cantidad que estimes a esta cuenta de ahorro

3.- Una vez que te has pagado a ti mismo, podrás gastar el resto de ingresos sin remordimientos.

A partir de que lo hagas verás como el sistema funciona, el ahorro pasa a ser tu prioridad, con lo que modificaras ya tu patrón de comportamiento respecto a los ingresos y gastos de una manera muy fácil, tomar esta decisión no te llevará más de 10 minutos, y con ella dejarás atrás la idea de que no consigues ahorrar, luego sólo tendrás que adaptarte a tu nuevo salario que en mi experiencia personal no durará más de 1 ó 2 meses.

Pagándote a ti mismo primero estarás tomando el control de tus finanzas y dejarán ellas de controlarte, no importa la cantidad con la que empieces, pero empieza destinando mínimo un 10% de tus ingresos a la cuenta de ahorro. Conseguirás tranquilidad y libertad y verás como al tener un colchón para emergencias, cómo si de magia se tratase, las emergencias dejaran de sorprenderte.

Pagarte a ti mismo es la primera decisión que debes de tomar si quieres alcanzar todos tus sueños.

 

Compartir este Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies