¿TE ACUERDAS DE CUANDO TE COMPRABAS UN FRIGOPIE POR 30 PESETAS?

¿TE ACUERDAS DE CUANDO TE COMPRABAS UN FRIGOPIE POR 30 PESETAS?

Rebobinemos hasta 1983, en ese año Frigo lanzó al mercado su aún hoy famoso Frigopie, el precio en aquel momento era de 30 pesetas, (0,18€). Hoy 35 años después el helado sigue siendo el mismo y su precio ahora es de un  1 euro… en un cálculo rápido vemos como su precio se ha incrementado un 455% o lo que es lo mismo se ha multiplicado por cinco y pico. Según el Instituto Nacional de Estadística durante ese período el IPC (índice de precios al consumo) ha subido un 255% , los precios se han multiplicado por 3 veces y pico.

Si en 1983 hubieras guardado en tu hucha los 0,18€, esperando comprarte el helado un poco más adelante y hoy  decides hacerlo, verás que con ese importe que tenías reservado poco más podrás que comprarte el palito. Así con un simple ejemplo, descubrimos el fundamental problema que tenemos para mantener el valor de nuestros ahorros: la inflación.

Pero ¿que es la inflación?, pues ni más ni menos que  la subida continuada de los precios, con la consiguiente pérdida de valor de nuestro dinero. La inflación se mide a través del IPC y no es más que la comparación del precio de una cesta de productos y servicios que toda familia consume en su día a día a lo largo del tiempo, si en nuestra cesta sólo incluyéramos nuestro Frigopie durante estos últimos 35 años la inflación habría sido de un 455% , su precio habría subido un 13% anual de media, como la cesta está formada por varios productos su valor global se ha incrementando en un 255% en el mismo período ligeramente por encima de un 7% anual.

A pesar de que durante estos últimos años la inflación ha sido cero o negativa, no siempre ha sido así y la inflación en España ha atravesado varias épocas, en los primeros años de la democracia los precios subieron entre un 10% y un 30% anual, imagínate lo que eso suponía para mantener el valor de los ahorros. El Banco Central Europeo, tiene el objetivo de situarla en torno al 2% para mantener el crecimiento, lo que supone que si no hacemos algo para impedirlo, en los próximos 23 años habremos perdido el 40% del valor de nuestro dinero. Siguiendo con nuestro ejemplo, nuestro Frigopie dentro de 23 años costará como mínimo 1,58€.

La inflación es necesaria para mantener una estabilidad económica por lo tanto tenemos que aprender a convivir con ella. Lo ideal es que los precios aumenten poco a poco, pero la disminución de precios, que se denomina deflación, tampoco es buena para la economía, ya que se entra en una espiral peligrosa: como los bienes y servicios bajan de precio, lo lógico es retrasar continuamente la compra y las inversiones, mejor esperar por que mañana será más barato.

La decisión por tanto es tuya, puedes mantener tus ahorros debajo del colchón y no hacer nada y la inflación solita se encargará de que pierdas valor y cada vez tengas menos, o por el contrario puedes actuar en su contra y poner tu dinero a trabajar para como mínimo poder seguir comprándote tu Frigopie con tu euro actual pero dentro de 23 años. Tu decides….

 

 

 

Compartir este Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies